Tomeu Lassio

EL CHEF Y SU ENTORNO

Lloseta, tierra de interior y zona de valles y montañas. Su despensa es lo que le ofrece su entorno: Trigo, almendras, aceitunas, también frutales y huertos de sabor antiguo. Tierra de paso, de mil influencias, de antiguas fortalezas que fueron testigos de reconquistas, de comerciantes y de viajeros.  En el corazón de la isla, la cocina de Tomeu se nutre de la historia y todos estos ricos alimentos y el aroma intenso del aceite de oliva. Parte de su acervo gastronómico son el azafrán, las hierbas aromáticas, el cerdo o el pescado local, también lo son el trigo, con su pan de harina de xeixa, la almendra, el vino, la naranja, el limón y los frutos de las mil huertas que rodean sus municipios y el suyo propio a unos pocos kilómetros del restaurante, para completar y dotar de equilibrio a una base de alimentación tradicional de la que, cada vez más, nos sentimos orgullosos de mostrar.

EL ESPACIO

 

Visitar a Tomeu en su restaurante ubicado en Lloseta es sumergirse en un entorno cálido y tranquilo para disfrutar de una cocina elaborada, creativa y de producto. La reivindicación de la excelencia de la materia prima casi en estado puro, sin apenas manipulación. Soñar, cocinar, amar. Las tres responden a un mismo impulso…y nos llevan al placer. Un placer que nos transporta de la mesa a la alcoba a través de sensaciones gustativas y nos dispone para el resto de los sentidos. Tal vez, es ese momento de sensaciones cuando pensamos que hemos comido un manjar, supuestamente dotado de un poder afrodisíaco y, de esta manera, potenciar mentalmente la libido.

LA GASTRONOMÍA

Se abastece de todo lo que le da la tierra y el mar. Una forma de mantener viva la tierra y sus tradiciones y una manera de adquirir productos naturales sin intermediarios, con trato directo y precios justos con cada productor. La cocina, mejor dicho sus recetas, no tienen una edad definida. Tampoco entienden de sexos; si es para grandes o pequeños. Al descubrir el fuego, el arte de cocinar se proyecta hacia el futuro. Un futuro prometedor que muchas veces nos devuelve al pasado. Es en ese momento del fuego cuando se nos hace comprender silenciosamente todo lo que rodea el arte de cocinar. Un arte que nos hace viajar mentalmente a lo urbano, lo rural, lo exótico y lo erótico. Un arte que nos provoca, nos anima y nos hace convivir con el estado del cocinero. Es entonces cuando lo no visible se queda reflejado en el plato, creando un fenómeno lleno de imágenes plenas de identidad, con rasgos, con palabras y con figuras. Al cocinar invadimos la intimidad de las personas que van a degustar toda la sensibilidad del cocinero.

Más publicaciones sobre Tomeu Lassio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s